Julieta llegó a mi hogar luego de rescatarla de las calles en Caguas, PR. Veía muchos problemas en su andar, pues solía temblar demasiado. Mi familia y yo pensábamos que era parkinson o tal vés frío, ya que era muy bebé.

Cuando la Isla se estabilizó un poco, fuimos rápidamente al veterinario ya que no mejoraba y le diagnosticaron feline distemper o panleucopenia felina, una enfermedad viral.

Síntomas de feline distemper:

  • Vómitos
  • Diarreas
  • Fiebre
  • Ataxia

Julieta sólo tiene ataxia y este próximo video muestra que eso no la incapacita en su diario. Siempre tiene la ayuda de Isabella (mi otra hija felina), quien la vigila en todo momento.

 

Julieta me ha enseñado a amarla aún cuando derrama su comida todos los días porque no puede controlar sus movimientos. Aún cuando llego a la casa y el piso está sucio de su escremento. He aprendido a no hacer las cosas por ellas, solo a ayudarla.

Brindo por la fuerza que tiene mi pequeña Julieta y todos esos animales especiales. ¡Ámalos como son!

img_2946

 

 

 

P. 16:9

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s